En California, uno en seis trabajadores de la construcción es victima de alguna forma de robo de sueldo a un costo anual de $1.2 billones para sus familias. El robo de sueldos incluye:

  • Ser pagado menos horas que las que realmente se trabajaron.
  • Ser pagados menos que la cantidad por hora o por pieza legalmente requerida para el trabajo realizado.
  • Ser obligado a comenzar temprano o quedarse tarde sin ser pagado por esto.
  • Negársele períodos de descanso o de almuerzo.
  • Obligársele a girar parte o todo su cheque de pago a alguien más.
  • El no deducir los impuestos requeridos de su cheque de pago.

Todos los trabajadores de California—sin tener en cuenta su estado migratorio tienen el derecho a pago justo por su trabajo y están protegidos completamente por las leyes laborales de California.

Los empleadores que se involucran en el robo de sueldos cometen un crimen—no solo en contra de los trabajadores y sus familias—también en contra de los negocios honestos y las personas que pagan impuestos en California. El robo de sueldos le permite a los empleadores a que ilegalmente coticen menos que otras firmas compitiendo por los contratos de construcción y le niega a nuestro estado casi mil millones de dólares anualmente en ganancias de impuestos de nóminas de pago.

La clave para parar el robo de sueldo es que los trabajadores se defiendan y hagan cumplir sus derechos en el trabajo. Esto puede hacerse registrando una queja con la Oficina del Comisionado Laboral del Estado.

Infórmese más sobre sus derechos en el trabajo, las señales que indican robo de sueldo, o como registrar un reclamo.

Haga clic aquí para ver nuestros videos instructivos sobre el robo de sueldo.

“Cuando los empleadores malos logran robar sueldos significa que hay menos oportunidades de trabajo para empleadores buenos que tratan a sus trabajadores con respeto. Por esto es importante conocer los factores sobre el robo de sueldo para que usted pueda tomar los pasos necesarios para protegerse usted mismo, a su familia y a la comunidad.”

Roberto Elizondo, Slingshot Drywall, Pittsburg CA