Recientes investigaciones en los lugares de la Construcción, desde Concord a Sacramento, han encontrado cientos de miles de dólares en robo de salario—y hasta posibles sentencias de presión para los contratistas hallados de violar las leyes laborales estatales y federales.

Según el East Bay Times, los dos dueños de NRM Renovations enfrentan 11 cargos criminales, incluyendo Hurto Mayor Laboral, después que una investigación de diez meses descubrió que no habían pagados más de $30,000 adeudados a sus trabajadores, $250,000 en primas del seguro de compensación al empleado e impuestos de la nómina de pago por más de $1 millón en salarios para trabajo de renovación de hoteles.

A NRM Renovations se le suspendió la licencia de contratista después que la Oficina del Abogado del Distrito de Contra Costa le impusiera cargos.

“El caso de NRM se enfoca en el hecho que el robo de salarios no sólo es un crimen en contra de la manera en que los empleados de la construcción y sus familias se ganan la vida—sino que también en su seguridad”, dijo Elizabeth Steelman, Directora de Cumplimiento de Smart Cities Prevail.   “Esto también es un ataque hacia las personas que pagan impuestos, las cuales al final tienen que pagar más para cubrir lo que los empleadores no pagan en impuestos requeridos de la nómina de pago y hacia los negocios honestos que pierden en contra de los negocios que hacen trampa.”

En Sacramento, el Contratista Eléctrico Harold E. Nutter & Son Inc. acordó pagarle a 58 empleados más de $385,000 en salarios atrasados por trabajo en siete proyectos gubernamentales diferentes en dos estados—incluyendo cuatro estaciones militares y trabajo en la Represa de Folsom.

En este caso la penalidad surgió debido a que los contratistas no pagaron salarios prevalecientes—un estándar de salario mínimo basado regionalmente para cada oficio de construcción financiado por el gobierno. Cuando el robo de salario ocurre en este tipo de proyectos, frecuentemente es porque los contratistas les pagan a los empleados la cantidad equivocada por el trabajo que realizan. Por ejemplo los trabajos generales, de carpintería, drywall, plomería o eléctricos tiene su propio estándar de salario prevaleciente para proyectos de construcción financiado por el gobierno. Cuando a los empleados se les paga la cantidad equivocada por su oficio, esto puede sumar a miles de dólares durante el curso del proyecto.

Protéjase usted mismo—si está trabajando en un proyecto financiado por el gobierno (trabajos públicos) revise cuidadosamente su cheque de pago para asegurarse que le están pagando la cantidad adecuada por el trabajo que realiza.

Si no es así, usted podría ser víctima del robo de salario y tiene derecho a ser compensado bajo la Ley Estatal y Federal.