Un artículo reciente por “The Daily Camera” en Boulder Colorado expuso una creciente epidemia de robo de salarios y fraude salarial en todos los tipos de proyectos de la construcción.  

En el centro del problema está el factor que en los lugares de Construcción en Colorado, los agentes laborales frecuentemente reclutan empleados para todos tipos de proyectos—incluyendo trabajos públicos y de vivienda a precio razonable.

Como compañías independientes de responsabilidad limitada (LLC según sus siglas en inglés), los agentes laborales facilitan que los subcontratistas de la construcción estén exentos de cualquier responsabilidad relacionada al trato de los empleados–muchos de los cuales son indocumentados o son trabajadores traídos de otros estados para que trabajen en proyectos múltiples.

Los empleados trabajan largas horas, son pagados con dinero en efectivo, frecuentemente por menos horas que las que realmente trabajaron y por tan poco como la mitad de lo que recibiría un empleado “que aparece en los libros” por hacer el mismo trabajo. Se les niega tiempo extra, descansos pagados y frecuentemente se les requiere que le paguen al agente laboral un porcentaje de su salario como renta.

Pero debido a que los empleados son contratados por un agente laboral independiente, los subcontratistas tienen un incentivo para mirar al lado opuesto.

“John pasó muchas semanas trabajando en el proyecto Spring Creek de la Autoridad de Vivienda de Longmont instalando drywall para Westminster’s United Builders Services (UBS según sus siglas en inglés). Pero finalmente renunció, dijo que era porque uno de los agentes laborales que recluta empleados para UBS no le pagó cientos de dólares en salarios y dedujo renta du su pago, lo cual estaba en violación de su acuerdo verbal original con el agente…’todo el tiempo que trabajó para UBS o para sus subcontratistas, nunca tuvo descansos ni fui pagado por tiempo extra. No pienso que sea justo que abusen de la gente,’ dijo él.”

Como dijo un supervisor de construcción anterior, el problema ocurre aun en proyectos donde existe el salario prevaleciente, diciéndole al “Daily Camera “…los agentes laborales son entrenados por subcontratistas para que llenen ellos mismos los formularios de salarios prevalecientes, falsificando los nombres de los empleados. El superintendente dijo haber sido testigo de las secciones de entrenamiento.”

En Colorado hay luz al final del túnel. Una ley nueva hace que sea mucho más fácil que los empleados obtengan ayuda del estado lo cual permitió un aumento de 25% en quejas por robo de sueldos durante el año pasado. Y también durante el año pasado, Colorado realizó casi 2400 auditorías verificando el cumplimiento de ley de los empleadores donde un 40% de las auditorias resultó en acciones legales.  

Los empleadores de la construcción honestos, sindicatos de los oficios y defensores de las personas que pagan impuestos están realizando protestas en lugares de trabajo donde se sospecha que existen prácticas ilegales y les informan a los empleados de sus derechos.

Si crees que has sido víctima del robo de salarios, por favor contáctanos al 1-855-Mi-Sueldo.